Robots y su peligroso avance

En día de hoy, salí de mi hotel muy temprano debido a que mi avión salía muy temprano y mis vuelos de conexión no estaban muy separados unos de otros por lo que era imperativo llegar temprano y no perder ninguno de mis vuelos.

Debido a que no había ningún taxi disponible,  tuve que tomar el transporte público,  que gracias a Dios empezaba a funcionar desde muy temprano, algo que en muchas ciudades del mundo no sucede por alguna razón. Al estar en el camión, en un transcurso que doro 40 minutos, observe bien a mis alrededores y note como todas las personas, con la excepción de una persona mayor,  estaban inmersas en sus teléfonos durante todo el camino.

Al llegar al aeropuerto y al terminar con mis registros de equipaje, me dirigí, como es obvio, a mi sala de espera a la cual por fortuna llegue muy a tiempo. Al estar sentado en la misma, pude notar exactamente el mismo efecto que en el autobús del transporte publico al ver a todas las personas inmersas en sus móviles sin voltear a ver a absolutamente nadie. Adicionalmente, la línea del cheque de seguridad previo a entrar a las salas estaba llena debido a que todas las personas portaban con una gran cantidad de aparatos electrónicos, los que naturalmente tenían que ser escaneados para verificar que no fueran bombas.

Toda la población moderna el día de hoy, o caso todo,  estamos rodeados de aparatos electrónicos para solucionarnos la vida, o al menos para hacer el mundo más pequeño y más fácil, algo que a primera vista es muy bueno y efectivo para nuestro bienestar. Sin embargo, si es que uno investiga un poco sobre el tema y sobre el cause que esta tomando esta revolución tecnológica, podremos observar que hubiera sido mejor nunca haber comenzado esta revolución digital.

Esto me cuesta decirlo, ya que los aparatos electrónicos me parecen una excelente herramienta para aprender, investigar, y expandir nuestros conocimientos de manera extraordinaria, lo que es el darle un buen uso a los aparatos digitales y tecnológicos.  Sin embargo, por desgracia, la mayoría de las personas utiliza los aparatos electrónicos como remplazo a la vida social física, como entretenimiento y como recurso de hacer de la vida una más sencilla.

Hoy en día, la tecnología es lo que más vende,  y es un hecho que la tecnología esta tomando demasiado control sobre nuestras vidas, algo que nunca hubiera sucedido si hubiéramos sabido el plan y la estrategia a largo plazo de todas las industrias digitales.

La estrategia a largo plazo de las grandes corporaciones es que la robótica digital tome el control sobre mas del 85% de los empleos remplazando a la mano y talento humano en profesiones tan básicas como limpia ventanas a las mas sofisticadas como médicos; abogados; contadores; financieros; pilotos etc. Las únicas profesiones que perduraran, además de los creadores de las maquinas, extrañamente son los pintores y escritores de buena ficción, ya que los robots nunca podrán hacer estas labores artísticas.

La pregunta es que sucederá con todas esas personas al entrar en el margen de “sobrepoblación “ de Bill Gates.